Doris Ospina
Doris Ospina
Noticias & Eventos

Noticias & Eventos

Una cartografía de itinerarios se bifurcó hace cuatro lustros en el inicio de su arduo trabajo con las letras, las formas y colores, desde que abandonó su terruño en una diáspora donde trazó las coordenadas de futuras trashumancias, desde Medellín su terruño, Cali y finalmente Paris donde estableció su refugio artístico donde fijó su destino para sustentar las latitudes del asombro en el mapa de su femenina sensibilidad.

No fue fácil ser fiel a sí misma, en un medio difícil donde prevalece el más fuerte en talento y persistencia, además de su coraje de canceriana afirmada por su humanista vocación de antropóloga, socióloga y librepensadora, que la impulsó a dolida ruptura con su entorno familiar. Ya establecida en la Ciudad Luz después de dejar atrás su Colombia, que lleva incrustada en su corazón como una patria torturada por la violencia de una guerra no declarada, que en sus cinco lustros en surcos dolorosos enterró las esperanzas de una generación perdida en la incertidumbre.

Ella hizo parte de la diáspora de los artistas desarraigados que en la década de los 70 y los 80 a pulso sufriendo penalidades en un París, que en su prepotencia cosmopolita conquistaron tras arduas adaptaciones a codazo limpio, para sacudirse de la etiqueta discriminatoria de "Sudacas" Solo con su talento indoamericano prevalecieron en un desafío constante contra el exclusivo y excluyente entorno. Paris que en sus bulliciosos bulevares respira la magia romántica de sus parque encantados, donde los besos y abrazos de los amantes se multiplican al infinito. Sus museos solemnes, exóticas galerías, vetustas librerías y cafés aureolados de antiguo prestigio deslumbran al ocasional visitante, pero otra cosa es sostenerse en la desmesura de una metrópoli como la largura de sus panes, y la belleza sensual de sus mujeres luciendo la última moda y sus galanes irresistibles inmortalizados en el cine, sin olvidar a sus enciclopedistas, los nihilistas existencialistas, y el legado maldito de los poetas que bebieron la quinta esencia del mal y la lucidez de la verdad como Antonín Artaud, Badulaire, Rimbaud y Nerval.

Pero ella en la autenticidad de su poesía, en girones luctuosos de quebrantos interiores, que arropan a las almas sensitivas en su voluntario aislamiento, agobiada por conflictos en permanente ebullición, los sosegó en la bitácora del mapa invisible de su siquis, trabajando arduamente con las palabras, las formas y colores, liberados de los intersticios de su ser.

Es que en el maremágnum de los recuerdos y vivencias, la poesía presta un cauce luminoso a su torrente que impulsada por la vida se desborda en lágrimas, sudor y sangre para profundizar la corriente humana. Es en el arte que se sublima lo humano en el altar del papel, o el lienzo extendidos en la mente y el corazón, cual ofrenda de júbilo amoroso, o pesadumbre azuzada por el dolor de las ausencias y los lutos que alimentan la llama de la existencia.

Doris Ospina en sus obras literarias conjura al olvido con las hojas mustias del otoño parisino donde escribe día a día para construir sus libros de poemas, para que no se desvanezcan en la pupilas ajenas; sino deslumbrarlas con sus revelaciones recónditas, al situarse en la otra orilla de sus sueños, arrullada por secretas polifonías, cual agua lustral para bañar la desnudez de su asombro. Ella en la piel del silencio tatúa llameantes partituras de secretas revelaciones que son signos para interpretar su recóndito misterio. Diariamente al brindar por su Colombia con el vino espiritual de las alboradas primaverales y por el milagro de la vida, celebra las migraciones de los Maestros exilados que la antecedieron como Picasso Kandinski, Chagall, Modigliani, Soutine a, Van Ghog y Toulosse Lautrec, cuyo ejemplo alimentó esta horda de jóvenes artistas que gracias a su brío creativo, desmesurado talento lograron afincarse y compartir sus frutos de ser premiados por consagradas instituciones. De sus visitas a los grandes museos del Louvre, y los Impresionistas en su luminosa pintura rica en texturas, ritmos y policromías ha decantado un lenguaje propio, en armoniosos contrapuntos tonales, que acompasan el ritmo de sus emociones pintadas en luces, contrastes y claroscuros al revelar su intrincado universo femenino en su misión sagrada de iluminar el misterio de la condición humana develado en su poesía y su pintura.

Durante cuatro décadas Doris Ospina decantó el legado del Viejo Mundo, sin olvidar nunca sus raíces identitarias, sus ancestros mágicos y saberes ancestrales, universitarios y libertarios que la han consagrado como poeta y pintora autora. Y cotizadas obras plásticas expuestas en consagradas galerías. Y publicaciones que han concitado la atención de la crítica internacional por sus cualidades y calidades.

Doris Ospina es un ejemplo de persistencia, coraje y ardua disciplina al conjurar en las gemelas identidades de su poesía y pintura dos universos paralelos, inmersos en una polifonía de voces y signos radiantes, que demuestran a los soñadores de la diáspora del Viejo Mundo que es posible conquistarlo con talento, audacia y malicia indígena femenina.

José Gustavo Hernández Vélez

Atelier

Taller No. 72
Asociacion de Artistas "La Vache Bleue"
25 Quai de L'Oise
París 75019 Francia

Metro Ourcq ou Corentin Cariou
+33 0667815350
doris@dorisospina.com

Poesía

RFI Entrevista a Doris Ospina

Noticias & Eventos

Exposición de Pintura de Doris Ospina en el Colegio de España

Durante abril 20 al 30 de 2018 Doris Ospina expone en el Colegio de España en París. (Más Info)

Doris Ospina en el Salón de Arte Contemporáneo de Expo Porte de Versailles

Durante enero 26, 27 y 28 de 2018 Doris Ospina expone en el Salón de Arte Contemporáneo de la Expo Porte de Versailles en París. (Más Info)

Doris Ospina Nómada en Pos de Pictórica y Poética Bitácora

Una cartografía de itinerarios se bifurcó hace cuatro lustros en el inicio de su arduo trabajo con las letras, las formas y colores, desde que abandonó su terruño en una diáspora donde trazó las coordenadas de futuras trashumancias, desde Medellín su terruño, Cali y finalmente Paris donde estableció su refugio artístico donde fijó su destino para sustentar las latitudes del asombro en el mapa de su femenina sensibilidad. (Más Info)
La Porte Des Poétes La Vache Bleue Stio Web La Vache Bleue Blogspot La Vache Bleue Facebook

Sueño Otoñal

Con colores del otoño y sueño de la naturaleza, que termina en el comienzo del retoño primaveral de la madre tierra europea, asi que trabaje en un tono claro.